Saltar al contenido

Modelo de DEMANDA de MEJOR DERECHO DE PROPIEDAD

SE√ĎOR JUEZ P√öBLICO CIVIL COMERCIAL DE TURNO DE LA CIUDAD DE SANTA CRUZ.

EN V√ćA ORDINARIA DE HECHO DEMANDA MEJOR DERECHO DE PROPIEDAD CON LA PRETENSI√ďN DE RECONOCIMIENTO DE CERTEZA DE TITULARIDAD SOBRE INMUEBLE QUE INDICA.

OTROS√ćES. Su contenido.

ESTELA NN con C.I. N¬ļ ‚Ķ‚Ķ.. expedido en Beni., estudiante y REMBERTO AA, con C.I. N¬į expedido en Beni., empleado, ambos mayores de edad, bolivianos, h√°biles por derecho, domiciliados en calle‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ, present√°ndonos en representaci√≥n del ni√Īo EMILIO con C.I. N¬į ., ante las consideraciones de su autoridad con el mayor respeto, exponemos y pedimos:

I. APERSONAMIENTO.

Por el certificado de nacimiento del ni√Īo , se establece que naci√≥ en la ciudad de Cobija el d√≠a ‚Ķ‚Ķ y teniendo como padres biol√≥gicos a los suscritos, consecuentemente menor de edad, por lo que en ejercicio de la patria potestad se√Īalados en los art√≠culos 32 inc. d), 35 par√°grafo I, 37 par√°grafo I, 39 y 41 par√°grafo II, inc. d) del C√≥digo de las Familias y del Proceso Familiar, tenemos a bien representarla dentro del proceso que instauramos, pidiendo a su autoridad que acepte nuestra personer√≠a, consiguientemente la representaci√≥n que hacemos de manera conjunta o separadamente de nuestro mencionado hijo.

DEMANDA DE MEJOR DERECHO PROPIETARIO, SOBRE BIEN INMUEBLE QUE INDICA.

Mediante el presente memorial tenemos a bien interponer la presente demanda de mejor derecho propietario con el siguiente fundamento de orden legal:

II. DEL DERECHO DE PROPIEDAD DEL NI√ĎO EMILIO.

2.1. Por el testimonio de la escritura p√ļblica N¬ļ ‚Ķ. de fecha ‚Ķ‚Ķ, otorgado ante Notario de Fe P√ļblica N¬ļ 00, a cargo del Dr. ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ. de esta ciudad, que adjuntamos en original, se establece que nuestro hijo es propietario del bien inmueble consistente en el lote de terreno N¬ļ 1, sobre la calle ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ., con una superficie de 3000 metros cuadrados, con derecho propietario inscrito en la oficina de Derechos Reales bajo la Matr√≠cula N¬ļ ‚Ķ‚Ķ.., Asiento N¬ļ ‚Ķ. de fecha ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.., cuyo folio real tambi√©n adjuntamos al presente.

2.1.2. Corresponde aclarar que nuestro hijo ya nombrado, ten√≠a inicialmente el folio real N¬ļ ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ emitido primigeniamente por la Oficina de Derechos Reales de la localidad de ‚Ķ‚Ķ‚Ķ., pero por razones administrativas de la oficina registral y al cambiarse el registro de la jurisdicci√≥n hacia ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ, se cambi√≥ tambi√©n el n√ļmero de matr√≠cula con el actual de ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ. , Asiento ‚Ķ., seg√ļn se establece en el testimonio de la escritura p√ļblica N¬ļ ‚Ķ‚Ķ de fecha ‚Ķ.., otorgado ante el Notario de Fe P√ļblica N¬ļ ‚Ķ‚Ķ a cargo del‚Ķ‚Ķ‚Ķ del Municipio del ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ. y el antecedente dominial que adjuntamos en original, por el cual se establece el cambio de la jurisdicci√≥n ya se√Īalada y en virtud a la planimetr√≠a aprobada por el Gobierno Aut√≥nomo Municipal de ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ… Tambi√©n corresponde remitirse al formulario de Derechos Reales cursante a fs. 787 y fs. 826 a 827 del proceso civil ordinario seguido por ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ, ante el Juzgado P√ļblico Civil y Comercial N¬ļ , ya mencionado y que tambi√©n se adjunta al presente.

2.1.3. Por el certificado catastral original N¬ļ ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ que tambi√©n adjuntamos al presente, se establece que el lote de terreno de nuestro hijo EMILIO se halla perfectamente determinada de manera t√©cnica y legal en cuanto ubicaci√≥n y colindancias, asimismo adjuntamos el correspondiente pago de impuesto anual del citado inmueble.

2.1.4. Con el derecho de propiedad plenamente establecido se llegó a edificar en el inmueble, un edificio consistente en ……………, más otras habitaciones donde estamos morando.

2.2. ANTECEDENTE DOMINIAL.

2.2.1. Por el testimonio de la escritura N¬ļ ‚Ķ. de fecha‚Ķ.., otorgado ante el Notario de Fe P√ļblica de Primera Clase N¬ļ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.. a cargo del Dr. ‚Ķ‚Ķ‚Ķ. que tambi√©n adjuntamos en original, se establece que ten√≠an la tradici√≥n del inmueble (o sea anteriores propietarios), se√Īores ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.., quienes a su vez ten√≠an inscrito su derecho de propiedad en el folio N¬ļ ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.. de la oficina de Derechos Reales.

2.3. POSESI√ďN TRADICIONAL PLENA DEL INMUEBLE.

En m√©rito a la tradici√≥n se√Īalada corresponde aclarar que tenemos plena certeza de que el inmueble fue pose√≠do, no solamente por los anteriores propietarios, se√Īores ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ, sino tambi√©n por la se√Īora ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ con C.I. N¬ļ ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.. , seg√ļn se establece en la escritura p√ļblica N¬ļ ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.. ya descrita anteriormente y, concluy√©ndose que los antecedentes dominiales son los siguientes matr√≠cula N¬ļ ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ. y matr√≠cula N¬ļ ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ de la oficina de Derechos Reales y, prob√°ndose estos extremos con el testimonio de propiedad de la se√Īora ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.. y certificado de folio real N¬ļ ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ., que adjuntamos en originales.

Por lo expuesto se concluye que en el inmueble existe una tradici√≥n continua de m√°s 20 a√Īos de posesi√≥n, sin que hubiera habido en ese lapso de tiempo ninguna persona que reclame o nos haya perturbado en la posesi√≥n.

III. LA ENCUBIERTA E ILEGAL DEMANDA DE NULIDAD DE VENTA Y REIVINDICACI√ďN INTERPUESTA POR ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.. EN CONTRA DE ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ…

3.1. Por las fotocopias legalizadas adjuntas se establece que ante el Juzgado P√ļblico Civil Comercial N¬ļ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ., se hab√≠a estado tramitando una demanda de nulidad de venta y reivindicaci√≥n con Nurej: seguido por ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ. en contra de ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ., dentro del cual la actora demand√≥ la nulidad de la Escritura P√ļblica ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.., otorgada ante la Notaria de Fe P√ļblica a cargo de la Dra. ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ , la cancelaci√≥n del Asiento ‚Ķ.. y la rehabilitaci√≥n del Asiento ‚Ķ. de la matr√≠cula N¬ļ ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ de la oficina de Derechos Reales, contando el proceso con Auto de Vista en grado de apelaci√≥n y Auto Supremo en grado de Casaci√≥n.

3.2. En el citado proceso civil ordinario, la que fuera demandante ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ. present√≥ la escritura p√ļblica N¬ļ ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ, otorgada ante el Notario de Fe P√ļblica, Dr. ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.., se√Īalando haber comprado el lote de terreno de 3000 metros cuadrados, situado en la calle ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.. agregando que sus anteriores propietarios eran ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.. llegando a inscribir su derecho propietario en la oficina de Derechos Reales bajo la matr√≠cula N¬ļ ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ Asiento ‚Ķ., cuya escritura adjuntamos en fotocopia legalizada al igual que el certificado de informaci√≥n r√°pida, donde se establece dicho registro en la oficina de Derechos Reales.

3.3. Como se√Īalamos anteriormente el proceso instaurado por la se√Īora ‚Ķ‚Ķ‚Ķ fue dirigido s√≥lo contra ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ. y no as√≠ contra los se√Īores ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.., ni la se√Īora ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ., como tampoco fue citado nuestro hijo EMILIO, no obstante de estar en posesi√≥n del lote de terreno objeto de esa litis, por eso es que la calificamos de una demanda subrepticia e ilegal y que el verdadero propietario ‚Ķ‚Ķ‚Ķ. no fue citado, pese a que la se√Īora ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.. sabia de la posesi√≥n ejercida plenamente durante much√≠simos a√Īos.

3.4. En ejecuci√≥n de fallos del citado proceso civil seguido por ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ. se hab√≠a emitido el Auto de fecha‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ, que cursa a fojas ‚Ķ‚Ķ del expediente original que tambi√©n adjuntamos al presente en fotocopia legalizada. En dicho Auto dispone el DESAPODERAMIENTO del inmueble ubicado en la calle ‚Ķ‚Ķ., no indic√°ndose el n√ļmero de inmueble, ni folio real, es decir escritura p√ļblica, folio real y asiento diferente al de nuestro nombrado hijo.

3.5. La suscrita ESTELA NN, enterada de la emisi√≥n del Auto de fs. ‚Ķ‚Ķ ya descrito, me aperson√© al citado proceso civil ordinario a fs. ‚Ķ‚Ķ. de obrados, incidentando nulidad de obrados, sin convalidar actuaci√≥n alguna y se√Īalando que nuestro hijo EMILIO, es propietario del lote de terreno que se pretende desapoderar, toda vez que cuenta con t√≠tulo de propiedad consistente en la Escritura P√ļblica N¬ļ ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.. e inscrito en la oficina de Derechos Reales bajo la matr√≠cula N¬ļ ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ., Asientos n√ļmeros ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.. de fecha ‚Ķ‚Ķ.., (anteriormente folio real N¬ļ ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ), adjuntando al efecto la citada escritura, comprobante de pago de impuestos, formulario de Derechos Reales sobre informaci√≥n r√°pida, seg√ļn se establece a fs. ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ respectivamente del citado proceso civil ordinario.

3.6. Habiéndose apersonado el suscrito CARLOS MMMMM AAAAA al citado proceso para reclamar igualmente por el derecho propietario de mi hijo EMILIO.

IV. LA DEMANDADA SE√ĎORA ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ., JAM√ĀS ESTUVO EN POSESI√ďN DEL INMUEBLE Y TAMPOCO QUIENES LE TRANSFIRIERON, PORQUE NO TENIAN UBICACI√ďN DEL INMUEBLE. POR LO QUE EN DOCUMENTO POSTERIOR QUIENES LE TRANFIRIERON FUERZAN ILEGALMENTE LA UBICACI√ďN DEL INMUEBLE. ENTONCES LA DEMANDADA NO PUEDE FUNDAR DERECHO ALGUNO.

4.1. Como su autoridad habrá establecido por los antecedentes del proceso civil ordinario seguido por ……………… contra ……………………. sobre nulidad y reivindicación se establece que …………….. no se hallaba, ni se halla en posesión del inmueble, como tampoco sus vendedores que son: ……….., porque no tenían la ubicación ni siquiera aproximada del lote de terreno.

4.2. Evidentemente ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.. quienes le transfirieron un supuesto derecho de propiedad del lote de terreno objeto de autos a ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ, forzaron la ubicaci√≥n mediante documento posterior, seg√ļn se establece en el folio real N¬ļ ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.. , en la que claramente se evidencia haberse hecho esa aclaraci√≥n forzada, consistente en la escritura p√ļblica N¬ļ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ. otorgado ante el Notario de Fe P√ļblica N¬ļ ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.. de la ciudad de ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ, seg√ļn se establece en la fotocopia legalizada que cursa a fs. ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.. del proceso civil ordinario seguido por‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ ante el Juzgado P√ļblico Civil Comercial N¬ļ ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ , que adjuntamos en fotocopia legalizada.

V. CURSA EN EL PROCESO CIVIL ORDINARIO SEGUIDO POR ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ. CONTRA ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ., SOBRE NULIDAD Y REIVINDICACI√ďN ANTE EL JUZGADO P√öBLICO CIVIL COMERCIAL N¬ļ‚Ķ‚Ķ‚Ķ., UNA PERICIA INCOMPLETA Y PARCIALIZADA.

5.1. Cursa en el expediente del proceso civil ordinario seguido por ‚Ķ‚Ķ‚Ķ contra ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ., sobre nulidad y reivindicaci√≥n, una pericia parcializada e incompleta elaborada por el Arquitecto‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ. con Reg. Prof. C.A.B. ‚Ķ‚Ķ‚Ķ, porque en la misma si bien se√Īala que el terreno objeto de la litis tiene dos t√≠tulos de propiedad, por un lado ostentado por ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ y por otro lado nuestro hijo EMILIO, pero lamentablemente en dicha pericia no se nos pidi√≥ el certificado catastral, adem√°s nuestro hijo jam√°s fue citado con la demanda, por lo que el perito emite su informe pericial apresuradamente de manera incompleta y por ende parcializada, lo que justifica dentro del presente proceso que su autoridad disponga un estudio pericial sobre los t√≠tulos de propiedad de las partes, remiti√©ndose a los antecedentes dominiales y de esta manera tener tambi√©n esa prueba pericial de convicci√≥n tan importante en la que se demostrar√° de manera fehaciente que nuestro hijo ya nombrada tiene sus t√≠tulos de propiedad en orden sobre el bien inmueble objeto de autos.

VI. EXISTIENDO DOS FUENTES O TRONCOS O ANTECESORES DIFERENTES DE LOS QUE EMANAN LOS T√ćTULOS DE PROPIEDAD SOBRE UN MISMO INMUEBLE, COMO EN EL CASO PRESENTE, NO SE PUEDE RECURRIR AL CRITERIO DE QUIEN INSCRIBI√ď PRIMERO EN LAS OFICINAS DE DERECHOS REALES, ENTONCES HABR√Ā QUE ESTABLECER QUIEN TIENE LA TRADICI√ďN DE LA POSESI√ďN.

6.1. De la relaci√≥n de antecedentes expuestos en la presente demanda, se llega a la conclusi√≥n que el t√≠tulo de la se√Īora ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ. y de nuestro hijo EMILIO, tienen troncos diversos o antecedentes diferentes de t√≠tulo de propiedad, es decir que nuestro hijo EMILIO tiene por antecedente una fuente diferente a la de la se√Īora ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ, y que su autoridad tiene que decidir sobre quien tiene el mejor derecho de propiedad del objeto de autos.

6.2. Si la fuente o antecedente o tronco fuera com√ļn a ambos t√≠tulos de propiedad, la ley prev√© para esos casos, que debe darse la raz√≥n a quien inscribi√≥ primeramente su t√≠tulo en la oficina de Derechos Reales, pero no es este el caso que nos ocupa, consiguientemente no se puede aplicar el art√≠culo 1545 del C√≥digo Civil, por lo que habr√° que recurrir a otra f√≥rmula de soluci√≥n jur√≠dica.

6.3. Por ello es m√°s acertada la soluci√≥n que plantea el art√≠culo 103 del C√≥digo Civil (ADQUISICI√ďN POR LA POSESI√ďN DE BUENA FE EN CASO DE ENAJENACIONES SUCESIVAS), dispone:

‚ÄúSi se enajena sucesivamente una cosa mueble corporal a varias personas, la primera que entra en posesi√≥n de ella es preferida y adquiere la propiedad siempre que sea de buena fe, aunque su t√≠tulo tenga fecha posterior‚ÄĚ.(Las cursivas y negrillas son nuestras).

6.4. La f√≥rmula legal expuesta nos proporciona la soluci√≥n jur√≠dica que se adecua al presente caso. Cuya norma es aplicable por disposici√≥n del art√≠culo 6 (INTERPRETACI√ďN) del C√≥digo Procesal Civil que dispone:

Al interpretar la Ley Procesal, la autoridad judicial tendrá en cuenta que el objeto de los procesos es la efectividad de los derechos reconocidos por la Ley sustantiva. En caso de vacío en las disposiciones del presente Código, se recurrirá a normas análogas, la equidad que nace de las leyes y a los principios generales del derecho, preservando las garantías constitucionales en todo momento. (Las cursivas y negrillas son nuestra).

6.4.1. En caso de vacío legal su autoridad debe recurrir a normas análogas (Artículo 103 C.C.), la equidad que nace de las leyes y a los principios generales del derecho, es decir aplicar la citada norma civil.

6.5. Todo ello se justifica jurídicamente, porque hicimos la compra del inmueble para nuestro hijo y entramos en posesión, además los anteriores propietarios habían tenido la tradición de la posesión desde hace mucha data.

6.6. En la Legislación Civil Argentina se ha desarrollado mucho más el concepto de derecho de propiedad sumada a la posesión y; concretamente en el artículo 2256 del Código Civil y Comercial de la Nación Argentina, cuya norma se halla vigente dispone:

“Prueba en la reivindicación de inmuebles. Respecto de la prueba en la reivindicación de cosas inmuebles, se observan las reglas siguientes:

a) si los derechos del actor y el demandado emanan de un antecesor com√ļn, se presume propietario quien primero es puesto en posesi√≥n de la cosa, ignorando la obligaci√≥n anterior, independientemente de la fecha del t√≠tulo;

b) si los derechos del actor y el demandado emanan de diferentes antecesores, el título del reivindicante posterior a la posesión del demandado, es insuficiente para que prospere la demanda, aunque el demandado no presente título alguno;

c) si los derechos del actor y el demandado emanan de diferentes antecesores y el título del reivindicante es anterior a la posesión del demandado, se presume que este transmitente era poseedor y propietario de la heredad que se reivindica;

d) si los derechos del actor y el demandado emanan de diferentes antecesores, sin que se pueda establecer cu√°l de ellos es el verdadero propietario, se presume que lo es el que tiene la posesi√≥n‚ÄĚ.(Las negrillas y cursivas son nuestras).

6.6.1. La hip√≥tesis legal planteada en el art√≠culo 2256, inciso d) del C√≥digo Civil y Comercial de la Naci√≥n Argentina ha previsto la situaci√≥n en que no se puede determinar cu√°l de los antecesores es el verdadero propietario del inmueble objeto de litigio, entonces se recurre al criterio de facto de: El que tiene la posesi√≥n es preferido por la ley. La norma del C√≥digo Civil y Comercial de la Naci√≥n Argentina ya se√Īalada en s√≠, sigue la presunci√≥n jur√≠dica de que en el caso que nos ocupa se presume verdadero propietario a quien tiene t√≠tulo de propiedad y que tambi√©n tiene la posesi√≥n del inmueble.

VII. TAMBI√ČN EN EL PRESENTE CASO SE APLICA EL PRINCIPIO CIVILISTA DE: IN PARI CAUSA MELLIOR EST CONDICTIO POSSIDENTIS, SE√ĎALANDO ‚ÄúQUE EN CAUSA IGUAL ES MEJOR CONDICI√ďN LA DEL QUE POSEE‚ÄĚ.

La presunci√≥n jur√≠dica in pari causa mellior est condictio possidentis, se√Īala: ‚Äúque en causa igual es mejor condici√≥n la del que posee‚ÄĚ, es el marco doctrinal que sustenta a las legislaciones Boliviana y Argentina, consiguientemente aplicable al presente caso, porque si ambas partes no han alcanzado o bien ambas han alcanzado tener t√≠tulos de propiedad iguales sobre un bien inmueble, esta presunci√≥n jur√≠dica se aplica.

7.1. De acuerdo a ley, la parte est√° obligada a se√Īalar el hecho de relevancia jur√≠dica, que conlleva el conflicto y, su autoridad a declarar el derecho conforme se√Īala el art√≠culo 24, numeral 1 en relaci√≥n al art√≠culo 6 del C√≥digo Procesal Civil que dispone:

(INTERPRETACI√ďN). Al interpretar la Ley Procesal, la autoridad judicial tendr√° en cuenta que el objeto de los procesos es la efectividad de los derechos reconocidos por la Ley sustantiva. En caso de vac√≠o en las disposiciones del presente C√≥digo, se recurrir√° a normas an√°logas, la equidad que nace de las leyes y a los principios generales del derecho, preservando las garant√≠as constitucionales en todo momento. (Las negrillas cursivas son nuestras).

7.2. En m√©rito a lo expuesto su autoridad ante vac√≠os legales, puede recurrir a normas an√°logas (art√≠culo 103 del C√≥digo Civil Boliviano), la equidad que nace de las leyes y a los principios generales del derecho (art√≠culo 2256, inciso d) del C√≥digo Civil y Comercial de la Naci√≥n Argentina), lo que justifica ampliamente los aforismo jur√≠dico ya se√Īalado.

VIII. LOS SUSCRITOS PADRES DEL NI√ĎO EMILIO ‚Ķ‚Ķ‚Ķ. COMPRAMOS EL INMUEBLE DE BUENA FE Y LO POSEEMOS LEGALMENTE.

8.1. El contrato de compra venta está previsto en el artículo 584 del Código Civil en los siguientes términos:

(NOCI√ďN). La venta es un contrato por el cual el vendedor transfiere la propiedad de una cosa o transfiere otro derecho al comprador por un precio en dinero. (Las negrillas y cursivas son m√≠as).

Como describimos en los antecedentes de la presente demanda, compramos el inmueble objeto de autos y, los vendedores nos dieron la posesi√≥n del inmueble, haciendo p√ļblico y oponible el t√≠tulo de propiedad del lote de terreno inscribi√©ndolo en la oficina de Derechos Reales de forma definitiva, identificando el bien de manera t√©cnica con el certificado de catastro emitido por el Gobierno Aut√≥nomo Municipal de la ciudad de‚Ķ‚Ķ.. y entramos en posesi√≥n pac√≠fica, p√ļblica y de buena fe, poniendo en conocimiento pleno de los vecinos as√≠ como de la Junta de Vecinos, cumpliendo con las obligaciones propias del barrio para su mejoramiento, sobre el particular tambi√©n la legislaci√≥n civil en el art√≠culo 93 (Posesi√≥n de buena fe), protege el hecho f√°ctico de la posesi√≥n en los siguientes t√©rminos.

I. El poseedor es de buena fe cuando cree haber adquirido del verdadero propietario o titular la cosa o el derecho.

II. La buena fe se presume; y quien alega que hubo mala fe, debe probarla.

III. Para los efectos de la posesión sólo se tomará en cuenta la buena fe inicial. (Las negrillas y cursivas son mías).

8.2. Corresponde aclarar enf√°ticamente que cuando compramos el inmueble a nombre de nuestra y pose√≠mos por tanto tiempo, no sab√≠amos sobre la existencia de un supuesto t√≠tulo que dice tener la se√Īora ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ, porque nadie nos reclam√≥ ni cit√≥ con demanda alguna, sino hasta que como se√Īalamos anteriormente, reci√©n nos enteramos del reclamo de la ahora demandada, cuando se notific√≥ √ļnicamente a la suscrita madre ESTELA ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ, con un actuado de desapoderamiento en ejecuci√≥n de fallos.

8.3. Entonces la posesión de nuestro hijo y de los suscritos como sus padres en el inmueble objeto de la litis es de entera buena fe, lo que nos da todo el derecho de propiedad, sin discusión alguna.

8.4. La legislaci√≥n Boliviana en los art√≠culos 93,103 y 584 del C√≥digo Civil, siguen la teor√≠a de la buena fe objetiva, entendida como aquella norma de conducta basada en los valores de lealtad, fidelidad, honestidad y cooperaci√≥n con el vecindario y la sociedad, as√≠ como el respeto que debe guiar todas las relaciones jur√≠dicas, no s√≥lo patrimoniales. La buena fe objetiva hoy en d√≠a esta constitucionalizada en el art√≠culo 8 par√°grafo I de la Constituci√≥n Pol√≠tica del Estado, porque viene a constituir un est√°ndar o un par√°metro material, gen√©rico de comportamiento; es decir la conducta que desarrolla aquel ser humano medio o com√ļn que act√ļa de manera normal y razonable en una situaci√≥n determinada.

8.5. La buena fe que demostramos en la posesi√≥n quieta, pac√≠fica, p√ļblica y respaldada por un t√≠tulo de propiedad inscrito en la oficina de Derechos Reales al igual que los anteriores propietarios, es una conducta que la doctrina tambi√©n la califica como equitativa, de este modo oponi√©ndose a la mala fe, dentro de la pinacoteca de valores previsto en el art√≠culo 8 par√°grafo II de la Constituci√≥n Pol√≠tica del Estado.

8.6. El art√≠culo 56 de la Constituci√≥n Pol√≠tica del Estado garantiza el derecho a la propiedad privada individual, siempre que esta cumpla una funci√≥n social. En el presente caso nuestro hijo EMILIO al igual que los suscritos como sus padres, hacemos cumplir esa funci√≥n social, porque sobre el terreno hemos edificado una construcci√≥n en varias plantas donde tenemos nuestra residencia y vivimos en ella real y efectivamente, de este modo buscamos ese reconocimiento legal de mejor derecho de propiedad, frente a la se√Īora ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ., quien s√≥lo en los papeles o sea mera formalidad compr√≥ un lote de terreno que jam√°s ha pose√≠do, ni tampoco sus antecesores a tal extremo que sus vendedores los se√Īores ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ, no conoc√≠an de la ubicaci√≥n, ni colindancias del terreno, motivo por el cual forzaron una escritura p√ļblica para adecuarla a un terreno que no es de su propiedad seg√ļn se establece en el folio real de la oficina de Derechos Reales ostentado por la ahora demandada.

IX. PRETENSI√ďN PROCESAL.

La pretensión procesal en la presente demanda es:

9.1. Que su autoridad dicte una SENTENCIA declarando que nuestro representado el ni√Īo EMILIO ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.., tiene el mejor derecho de propiedad sobre el lote de terreno N¬ļ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ de la calle ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.. N¬ļ 1924 de la Urbanizaci√≥n ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.. de la ciudad de ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ, con una superficie de 3000 metros cuadrados que consta en su t√≠tulo de propiedad consiste en la escritura p√ļblica N¬ļ‚Ķ. , otorgado ante Notario de Fe P√ļblica N¬ļ ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ e inscrito en la oficina de Derechos Reales de la ciudad de , bajo la Matr√≠cula N¬ļ ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ., Asiento N¬ļ ‚Ķ. de fecha ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ..

9.2. Y tambi√©n se pretende que en ejecuci√≥n de fallos se notifique al Juez Registrador de Derechos Reales de ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ. a los fines de hacer constar la cosa juzgada en las matr√≠culas N¬ļ ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ. donde figura el derecho de propiedad del ni√Īo EMILIO ‚Ķ‚Ķ‚Ķ y N¬ļ ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ. donde se halla registrada la se√Īora ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ..

9.3. Se identifica como legitimada pasiva y por ende se le dirige la pretensi√≥n y en s√≠ la demanda a la se√Īora ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ con C.I. N¬ļ ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ…, mayor de edad, boliviana, domiciliada en calle ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ. de la ciudad de ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ y h√°bil por derecho.

X. FUNDAMENTO LEGAL.

10.1. LOS DERECHOS DE PROTECCI√ďN REFORZADA DE CAR√ĀCTER CONSTITUCIONAL Y LEGALES DEL NI√ĎO EMILIO ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.

10.1.1. Trat√°ndose de los derechos del ni√Īo EMILIO‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ, los mismos deben entenderse que tiene una protecci√≥n reforzada tanto en la Constituci√≥n Pol√≠tica del Estado como en la Ley.

10.1.2. El art√≠culo 12 del C√≥digo Ni√Īa y Ni√Īo Adolescente, se√Īala la normativa principios y nociones de lo que debe entenderse como el inter√©s superior, prioridad absoluta y no discriminaci√≥n de los ni√Īos y las ni√Īas del Estado Boliviano en los siguientes t√©rminos:

ART√ćCULO 12. (PRINCIPIOS). Son principios de este C√≥digo:

a. Inter√©s Superior. Por el cual se entiende toda situaci√≥n que favorezca el desarrollo integral de la ni√Īa, ni√Īo y adolescente en el goce de sus derechos y garant√≠as. Para determinar el inter√©s superior de las ni√Īas, ni√Īos y adolescentes en una situaci√≥n concreta, se debe apreciar su opini√≥n y de la madre, padre o ambos padres, guardadora o guardador, tutora o tutor; la necesidad de equilibrio entre sus derechos, garant√≠as y deberes; su condici√≥n espec√≠fica como persona en desarrollo; la necesidad de equilibrio entre sus derechos y garant√≠as, y los derechos de las dem√°s personas;

b. Prioridad Absoluta. Por el cual las ni√Īas, ni√Īos y adolescentes ser√°n objeto de preferente atenci√≥n y protecci√≥n, en la formulaci√≥n y ejecuci√≥n de las pol√≠ticas p√ļblicas, en la asignaci√≥n de recursos, en el acceso a servicios p√ļblicos, en la prestaci√≥n de auxilio y atenci√≥n en situaciones de vulnerabilidad, y en la protecci√≥n y socorro en cualquier circunstancia, oblig√°ndose todos los corresponsables al cumplimiento efectivo de los derechos y garant√≠as de las ni√Īas, ni√Īos y adolescentes;

c. Igualdad y no Discriminaci√≥n. Por el cual las ni√Īas, ni√Īos y adolescentes son libres e iguales con dignidad y derechos, y no ser√°n discriminados por ninguna causa. (Las negrillas y cursivas son m√≠as).

La Legislaci√≥n Nacional siguiendo una doctrina continental ha establecido una protecci√≥n reforzada de los derechos que amparan a los ni√Īos y ni√Īas que √©sta previsto como concepto y marco general en el art√≠culo 12 del C√≥digo Ni√Īa, Ni√Īo y Adolescente que invocamos ante su autoridad para el tratamiento y admisi√≥n de la presente demanda.

10.1.3. Igualmente el C√≥digo Ni√Īa, Ni√Īo Adolescente en el art√≠culo 4 se√Īala que las disposiciones de dicho cuerpo legal son de orden p√ļblico de aplicaci√≥n preferente a favor de todas las ni√Īas, ni√Īos y adolescentes y; no ser√°n restringidos dichos derechos. De manera concordante el C√≥digo de la Ni√Īez ya se√Īalado en el art√≠culo 9 se√Īala que las normas jur√≠dicas sobre ni√Īez deben interpretarse velando por el inter√©s superior de la ni√Īa, ni√Īo y adolescente de acuerdo a la Constituci√≥n Pol√≠tica del Estado y Tratados Internacionales en materia de derechos humanos, cuando √©stos sean m√°s favorables.

ART√ćCULO 9. (INTERPRETACI√ďN). Las normas de este C√≥digo deben interpretarse velando por el inter√©s superior de la ni√Īa, ni√Īo y adolescente, de acuerdo con la Constituci√≥n Pol√≠tica del Estado y Tratados Internacionales en materia de derechos humanos, cuando √©stos sean m√°s favorables. (Las negrillas y cursivas son m√≠as).

10.1.4. JURISPRUDENCIA. La jurisprudencia ha orientado e interpretado que son grupos de protecci√≥n reforzada los ni√Īos, ni√Īas y adolescentes seg√ļn la Sentencia Constitucional SSCC 0165/2010-R, cuya parte pertinente se√Īala:

‚ÄúEn noviembre de 1989, la Organizaci√≥n de las Naciones Unidas promulg√≥ la Convenci√≥n sobre los derechos del ni√Īo, que fue ratificada por Bolivia el 14 de mayo de 1990 por Ley 1152. Esa Convenci√≥n, como ya lo se√Īal√≥ la SC 0223/2007‚ÄźR, “es considerada como el instrumento jur√≠dico internacional m√°s importante sobre el tema, que se adscribe a la doctrina de la protecci√≥n integral de la ni√Īez que se sustenta en cuatro pilares: el derecho a la subsistencia, al desarrollo, a la protecci√≥n y a la participaci√≥n. El primero implica un reconocimiento de niveles de vida adecuados y acceso a los servicios b√°sicos; el segundo, que los ni√Īos deben desarrollarse de manera armoniosa, con respecto, afecto y dignidad, desenvolvi√©ndose en todos los √°mbitos como la educaci√≥n, el juego, actividades culturales, la libertad de pensamiento, de conciencia y religi√≥n; el derecho a la protecci√≥n, comprende la tutela contra las formas de explotaci√≥n y crueldad y la separaci√≥n arbitraria de la familia, y, por √ļltimo, el derecho a la participaci√≥n, implica la libertad de expresar opiniones y manifestarse respecto a cuestiones que afectan su propia vida, lo que significa que ning√ļn proceso pueda desarrollarse sin escuchar la opini√≥n del ni√Īo (Sandra de Kolle, Carlos Tiffer, Justicia Juvenil en Bolivia)”. (Las negrillas y cursivas son m√≠as).

La citada jurisprudencia agrega se√Īalando que:

‚ÄúLa Constituci√≥n vigente, en el art. 60 determina que: “Es deber del Estado, la sociedad y la familia, garantizar la prioridad del inter√©s superior de la ni√Īa, ni√Īo y adolescente, que comprende la preeminencia de sus derechos, la primac√≠a en recibir protecci√≥n y socorro en cualquier circunstancia, la prioridad en la atenci√≥n de los servicios p√ļblicos y privados, y el acceso a una administraci√≥n de justicia pronta, oportuna y con asistencia de personal especializado”. (Las negrillas y cursivas son m√≠as).

10.2. EL DERECHO DE PROPIEDAD.

El derecho de propiedad tutelado en el artículo 56 de la Constitución Política del Estado, ampara el derecho de propiedad de nuestro hijo EMILIO….., toda vez que fue adquirido de legal forma, inscrito en Derechos Reales y se le hace cumplir la función social de nuestra vivienda.

10.3. T√ćTULO INSCRITO EN LAS OFICINAS DE DERECHOS REALES.

El art√≠culo 1538 del C√≥digo Civil dispone que ning√ļn derecho real surte efectos contra terceros sino desde el momento en que se hace p√ļblico el t√≠tulo, en este caso el t√≠tulo de propiedad de nuestra hija se halla registrado en el folio real N¬ļ ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.. , asientos n√ļmeros ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ de fecha ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.., con el antecedente de que los anteriores propietarios tambi√©n ten√≠an inscrito sus derechos en la oficina de Derechos Reales, acto que le da los efectos de oponibilidad y publicidad contra terceros que aleguen igual o mejor derecho.

10.4. LA POSESI√ďN.

10.4.1. Como su autoridad conoce, la posesi√≥n es un hecho jur√≠dico (material) que tiene efectos jur√≠dicos y consiste en que una persona tenga en su poder un bien inmueble como due√Īo. La posesi√≥n que tiene nuestra hija tiene dos elementos que configuran la posesi√≥n plena y ellos son el corpus, que es el bien inmueble en s√≠, y el animus rem sibi habendi que es la intenci√≥n de tener el bien como propio, por el cual se presume la buena fe.

10.4.2. Entonces la posesi√≥n que tiene nuestra hija sobre el bien inmueble objeto de la litis, est√° sustentada en la legalidad de que dicha posesi√≥n es pac√≠fica, p√ļblica y de buena fe, por lo que genera efectos positivos de mejor derecho de propiedad frente a los reclamados por la demandada.

XI. ACCI√ďN JUDICIAL.

11.1. La presente demanda se sustenta en las previsiones de los artículos 56 y 115 de la Constitución Política del Estado en que el Estado Boliviano consagra la propiedad privada individual, y también proteger a la persona humana de manera oportuna y efectivamente a través de los jueces y tribunales en un debido proceso; ello en relación al artículo 178 del mismo texto legal Constitucional que dispone a la impartición de justicia conforme a los principios de justicia social y equidad, por ello se plantea la demanda en la vía ordinaria de hecho previsto en el artículo 362 del Código Procesal Civil. Fundándose la acción judicial de mejor derecho previsto en el artículo 93, 103 y 584 del Código Civil en que se busca una declaración judicial de haberse adquirido un bien inmueble de manera legal y con un derecho preferente frente a otros.

11.2. Tambi√©n la acci√≥n judicial se funda en que su autoridad es competente para conocer de la presente demanda, conforme lo se√Īala el art. 69 numerales 3) y 4) y de la Ley 025 de 24 de junio de 2010, (Ley del √ďrgano Judicial).

XII. PETITORIO.

Por lo anteriormente expuesto solicito a su autoridad que corridos los tr√°mites de rigor tengan a bien dictar SENTENCIA declarando probada la demanda, consecuentemente el ni√Īo EMILIO ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ., tiene el mejor derecho de propiedad sobre el lote de terreno N¬ļ ‚Ķ. de la calle ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ. N¬ļ ‚Ķ. de la ‚Ķ‚Ķ ‚Ķ‚Ķ.., con una superficie de 3000 metros cuadrados que consta en su t√≠tulo de propiedad consiste en la escritura p√ļblica N¬ļ ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.. otorgado ante Notario de Fe P√ļblica N¬ļ ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ. de ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ e inscrito en la oficina de Derechos Reales de la ciudad de ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ., bajo la Matr√≠cula N¬ļ ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ. , Asiento N¬ļ ‚Ķ de fecha ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ. , por lo que en ejecuci√≥n de fallos debe notificarse al Juez Registrador de Derechos Reales de ‚Ķ‚Ķ‚Ķ. a los fines de la constancia en las matr√≠culas N¬ļ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ donde figura el derecho de propiedad del ni√Īo EMILIO‚Ķ‚Ķ‚Ķ y N¬ļ ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.. donde se halla registrada la se√Īora ‚Ķ‚Ķ‚Ķ. ‚Ķ‚Ķ‚Ķ..y dem√°s formalidades de rigor.

Otrosí 1. PRUEBAS PRECONSTITUIDAS. En calidad de prueba literal preconstituida se adjuntan instrumentos probatorios que se describen seguidamente, pidiendo se arrimen a los antecedentes con las formalidades de rigor y es como sigue:

a) Certificado de nacimiento original del ni√Īo EMILIO ‚Ķ‚Ķ. por el cual probamos nuestra relaci√≥n de padres biol√≥gicos, consiguientemente capaces de representarla en el proceso.

b) Fotocopias legalizadas del proceso civil ordinario seguido por ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.. contra ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.. sobre NULIDAD DE ESCRITURA DE VENTA Y REIVINDICACI√ďN DE INMUEBLE seguido ante el Juzgado P√ļblico Civil y Comercial N¬ļ ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ., con efecto probatorio ya descrito en el cuerpo de la demanda.

c) Testimonio de la escritura p√ļblica N¬ļ ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ otorgado ante el Notario de Fe P√ļblica Dr. ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.., por el cual se establece que nuestro hijo EMILIO ‚Ķ.. es el propietario del lote de terreno se√Īalado en el fundamento de la presente acci√≥n.

d) Testimonio de la escritura p√ļblica ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ, otorgado ante el Notario de Fe P√ļblica Dr. ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ., por el cual se establece la aclaraci√≥n de datos t√©cnicos del inmueble de propiedad de nuestro mencionado hijo.

e) Certificado del folio real N¬ļ ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ., Asiento ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ de la oficina de Derechos Reales de la ciudad de ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ. , donde se establece estar inscrito el derecho propietario sobre el lote de terreno ya se√Īalado, consiguientemente el t√≠tulo es p√ļblico y oponible a terceros.

f) El certificado de catastro ………………, donde se establece los datos técnicos y superficie del lote de terreno que se halla registrado ante la Dirección de Ordenamiento Territorial y Catastro.

g) Certificado de la Junta de Vecinos en sentido de cumplir con todas las obligaciones y deberes vecinales.

h) Croquis de ubicación de la dirección de la demandada donde debe ser citada.

Otrosí 2. OFRECIMIENTO DE PRUEBAS. Tenemos a bien ofrecer los siguientes medios probatorios, pidiendo los admita como prueba de cargo con las formalidades de rigor como sigue:

a) Inspección judicial del inmueble donde su autoridad corroborara la posesión material que tiene nuestro hijo, los suscritos y demás familiares.

b) Ofrecemos la prueba pericial de un profesional Arquitecto, a cuyo efecto se oficie al Colegio de Arquitectos para que le remita a su autoridad una terna de la cual se haga un sorteo p√ļblico y se designe al perito que haga el estudio sobre los siguientes puntos:

1. Se√Īalar que el t√≠tulo de propiedad de nuestro hijo le corresponde al inmueble objeto de la litis.

2. Se√Īalar los documentos de propiedad con que se cuenta y que estos se hallan concordantes con el inmueble objeto de autos.

3. Se√Īalar y establecer los antecedentes dominiales de la propiedad de nuestra hija como ser: t√≠tulos de propiedad de los anteriores propietarios que hicieron las transmisiones sucesivas hasta la realizada en favor de nuestro hijo.

4. Se√Īalar el t√≠tulo de propiedad de la se√Īora ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ. y confrontarlo con el de nuestro hijo EMILIO ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ...

5. Se√Īalar y establecer los antecedentes dominiales de propiedad de la se√Īora ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ. como ser: t√≠tulo de propiedad de los anteriores transfirientes, especialmente la realizada por ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.., y explicar la escritura p√ļblica N¬ļ de fecha ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.., otorgado ante el Notario de Fe P√ļblica N¬ļ ‚Ķ a cargo del Dr. ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ. de la ciudad de ‚Ķ‚Ķ‚Ķ. sobre aclaraci√≥n de ubicaci√≥n del inmueble y que consta en el asiento ‚Ķ.. del folio real N¬ļ ‚Ķ‚Ķ‚Ķ de la oficina de Derechos Reales.

6. Que los suscritos junto a su hijo se hallan en posesión de la totalidad del inmueble y realizaron construcciones desde hace tiempo atrás.

7. Otros aspectos que sean de interés para el proceso.

Otrosí 3. A los fines legales probatorios, solicitamos que se oficie a la oficina de Derechos Reales de la ciudad de …………., para que informe a su autoridad sobre los siguientes aspectos:

1. Informe sobre el derecho de propiedad de nuestro hijo EMILIO con folio real N¬ļ ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ..

2. Informe sobre el derecho de propiedad de la se√Īora ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ. con folio real N¬ļ ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.. y en especial informe sobre el asiento ‚Ķ‚Ķ‚Ķ. de la escritura p√ļblica de ubicaci√≥n del inmueble.

3. Otros aspectos que sean de interés para el proceso.

Otros√≠ 3. Pedimos se notifique a la Notaria de Fe P√ļblica N¬ļ ‚Ķ que de momento se halla a cargo del Dr. ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.., a los fines de que remita a su autoridad un testimonio de la escritura p√ļblica N¬ļ ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ o protocolo, m√°s antecedentes respaldatorios, con la que se probar√° que la demandada ha forzado la ubicaci√≥n t√©cnica del inmueble objeto de la litis de la cual dice ser propietaria la demandada y, que sea puesto en conocimiento del perito Arquitecto a los fines legales.

Otros√≠ 4. Solicitamos se oficie al Gobierno Aut√≥nomo Municipal de la ciudad ‚Ķ‚Ķ‚Ķ a objeto de que informe a su autoridad y en lo posible mande un plano se√Īalando que ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.. de la ciudad de ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.., es una zona diferente a ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķde la ciudad de ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ, por las divide la avenida ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ y, sea a los fines de que su autoridad y el perito puedan perfectamente ubicar el lote de terreno objeto de la litis y, cotejarlos o confrontarlos con los t√≠tulos de propiedad que ostenta nuestro hijo EMILIO ‚Ķ‚Ķ‚Ķ con los de la demandada ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.

Otros√≠ 5. Adjunto al presente, pongo a su consideraci√≥n el acta de conciliaci√≥n fallida de fecha ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ‚Ķ a√Īos emitido por el Conciliador N¬ļ ‚Ķ. Dr. ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.., cumpliendo de esta manera con el voto de la ley, pidiendo que se arrime a nuestros antecedentes.

Otrosí 6. En cuanto a honorarios se estará al Arancel Mínimo del I. Colegio de Abogados de La Paz.

Otrosí 7. Domicilio procesal en ……………….

Otrosí 8. Domicilio procesal virtual: ……………….

Ser√° justicia, etc.

……………….., 9de febrero de 2023.

 

ūüďā DESCARGAR MODELO EN WORD ūüĎą

 

ADQUIERE TODO LOS MODELOS DE MEMORIALES, CONTRATOS, ETC. EN DIGITAL (DRIVE) EDITABLE EN WORD ‚Äď HAZ CLIC AQU√ć PARA MAS INFORMACI√ďN..!!!

ūüĒī¬°Haz clic para puntuar esta PUBLICACION! ūüĎć
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Chatea con Memoriales Bolivia
Hola..!!! quieres comprar todos modelos de memoriales, contratos, etc. editables en Word (DRIVE) si Quieres Mas Informacion HAZ CLICK EN ABRIR CHAT ūüĎá